27 de junio de 2017

7 acciones que motivan a leer (más).

Para algunos es una actividad aburrida; para otros, puede considerarse una pequeña pasión. ¿Qué puede llevar a que tomemos un libro y nos sentemos tranquilamente a leerlo en un mundo donde la sociedad marcha a un ritmo vertiginoso? Ofrezco algunas claves:

1. Lectura temprana. Si desde tu época del parbulario te han educado con libros con dibujos a todo color, los cuales hacen despertar tu imaginación, y letras grandes, fáciles de leer por ende y con una fuente llamativa y te ha gustado, has generado el hábito sano. Empiezan a gustarte esas fábulas típicas y otras historias que, de algún modo, acabas recordando fácilmente. Lo encuentras divertido y quieres seguir «jugando».

2. Ver leer a otras personas de tu entorno. Alguien de corta edad es una esponja que absorve visualmente todo lo que ocurre a su alrededor. Despertar la curiosidad de un niño es muy fácil, sobre todo si  no tiene por costumbre realizar la actividad que está observando. Papel fundamental el de los padres en este sentido, ya que los niños pasan la mayoría del tiempo con ellos en casa. ¡Que os vean leer!

3. Dedicar espacio en casa a los libros. Llegas a un estante y ves lomos de todos los colores; unos pertenecen a volúmenes que parecen indigestos, otros a diccionarios de editoriales conocidas, otros a novelas de toda clase, etc. La variedad es clave en la motivación hacia realizar cualquier actividad. Con ese mural variopinto, no será difícil que el niño quiera explorar qué se esconde bajo esos colorines. Como le guste, la familia habrá ganado un lector.

4. Participación en sorteos de libros. Al margen de la autoestima que genera ganar algún premio, tienes la oportunidad de llevarte algo sin coste alguno y que te va a proporcionar entretenimiento durante varias horas, por no hablar de la historia por compartir que encierran las páginas y uuna oportunidad inmejorable de conocer el estilo narrativo del autor. Un libro trae siempre novedades. Si encima no te cuesta nada, es más suculento.

5. Lectura de anuncios, reseñas y comentarios. Seguir los perfiles sociales de las editoriales te permiten conocer más sobre sus lanzamientos. Es sencillo contagiarse de los que poseen el género que te gusta leer. Además, hay blogs que se encargan de exponer sus impresiones, las cuales son compartidas en determinadas ocasiones por las propias editoriales. Un sinfín de puntos de vista distintos y una motivación más que suficiente para interesarse por indagar qué sucede en la historia de turno.

6. Seguir una saga. Las bilogías y las trilogías, así como la típica «Serie detective ...» y del estilo son un enganche perfecto para leer. Nunca te cansas de querer saber qué ocurre libro tras libro y fijarte en detalles como la evolución de los personajes, escenarios, etc. Es lo más parecido a un mundo alternativo que tiene continuidad.

7. Ser tolerante con los géneros. Cada cual tiene su género literario favorito, pero proponerse flexibilidad hacia otros no siempre es tarea liviana. Ceder tiempo a la lectura de estilo menos conocido para ti puede hacerte cambiar de idea. Cuestión de que convenza también la sinopsis. A mí me ocurrió algo así: no tragaba mucho la ciencia-ficción, pero me atreví a leer El marciano y me llevé un zasca.

Pienso que son actividades atrayentes y que vale la pena probar. Siempre se sabe lo que puede aportar la lectura, pero nunca qué exactamente si no te implicas en ella. Sumarse al intento requiere una inversión, pero, sabiendo elegir, lo obtenido compensa con creces lo que te dejas.



2 comentarios:

  1. De acuerdo menos en el punto 4. Un libro comprado por ti, tiene más valor y posibilidades de ser leido. Uno que te regalan tiene valor emocional y hasta es posible que hayan acertado con tus gustos. Unos libros que te tocan en un sorteo... difícil será que acierten con tus gustos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hay veces que en los sorteos sabes qué libro te puede tocar. Yo, de hecho, no suelo participar en sorteos "sorpresa"; no me arriesgo a ganar algo a lo que luego no saque provecho. ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Deja tu comentario.